Una idea, décadas de experiencia.

Dominio en situaciones complicadas, aptitud para superar todo tipo de desafíos.

El Unimog demuestra sus cualidades como vehículo bivial de gran versatilidad desde los años 60 del siglo pasado. Su gran fuerza de tracción le permite maniobrar remolcando cargas de hasta 1.000 t. También presta sus servicios en las operaciones de mantenimiento de la infraestructura ferroviaria. Debido a la rapidez con la que cambia entre vías y carretera, el vehículo con plena aptitud para la circulación sobre raíles se desplaza en muy poco tiempo a su siguiente puesto de trabajo.